Remedios naturales para el eccema en niños

El eccema, también conocido como dermatitis atópica, es una afección inflamatoria de la piel no contagiosa que afecta a aproximadamente el 30% de la población de EE. UU., Principalmente niños y adolescentes. Se caracteriza por una piel con picazón y sequedad crónica, y las personas con esta afección pueden ser más susceptibles a las infecciones de la piel.

Causas del eccema en niños

El eccema es causado por una mezcla de factores genéticos y ambientales que pueden incluir exposición a alérgenos, contaminación del aire e infecciones.

El principal problema en este trastorno es un defecto en la barrera de la piel que permite la pérdida de humedad, la introducción de alérgenos y, más tarde, la inflamación.

El defecto puede ser causado por un desencadenante alérgico o una mutación genética que deteriora la barrera de la piel. Los casos de dermatitis atópica han aumentado 2-3 veces en las naciones industrializadas, y han afectado al 15-20% de los niños y al 1-3% de los adultos en todo el mundo.

La alergia alimentaria está estrechamente asociada con la dermatitis atópica. Alrededor de un tercio de los niños con dermatitis atópica moderada a severa tendrán alergias alimentarias. Los desencadenantes comunes de los alimentos para el eccema pueden incluir lácteos, huevo, maní y otros frutos secos, trigo, soja y pescado.

Signos y síntomas de eccema en niños

El eccema aparece como parches de piel roja o seca que a menudo pica y es áspera. Por lo general, va y viene (se enciende). Los síntomas del eccema en los niños generalmente varían de leves a severos y pueden cambiar de un brote a otro. Con el tiempo, la piel puede engrosarse y esto puede causar picazón constante.

La enfermedad generalmente afecta la cara y el cuero cabelludo en los bebés, y generalmente aparece en los pliegues de las rodillas y los brazos en los niños mayores. Los tratamientos tradicionales para el eccema incluyen hidratación agresiva y crema tópica con esteroides.

Manejo del eccema en niños

El primer paso para controlar la dermatitis atópica es evitar posibles desencadenantes. Estos pueden incluir alimentos o alérgenos ambientales. Por ejemplo, se ha demostrado que la lana irrita la piel de los niños con eczema.

El uso de telas alternativas como el algodón y la seda ha demostrado reducir la picazón y ayudar a la absorción de humectantes.

Opciones de tratamiento natural para tratar el eccema en niños
Aquí hay más detalles sobre algunos remedios caseros para controlar el eccema en los niños.

  1. Crema hidratante

Las cremas hidratantes son esenciales en cualquier época del año si su hijo sufre de eccema, y ​​especialmente durante los meses de invierno, cuando la piel tiende a secarse con más frecuencia.

Obtenga una crema hidratante de buena calidad, particularmente una pomada en lugar de una crema, y ​​aplíquela sobre la piel de su hijo para evitar la sequedad. Busque ungüentos que no contengan colorantes artificiales y productos químicos.

Es mejor aplicar humectantes y aceites cuando la piel aún está húmeda después de un baño o una ducha para sellar la humedad.

Los humectantes naturales como el aceite de coco o el aceite de semilla de girasol también pueden ser útiles.

Aceite de semilla de girasol

El aceite de girasol mejora la función de barrera de la piel [10], que a su vez previene la sequedad de la piel. Además, es seguro usarlo como aceite de masaje para bebés.

Un estudio de 2013 publicado en Pediatric Dermatology informa que el aceite de semilla de girasol mejoró la hidratación de la piel en adultos, lo que puede tener implicaciones para el cuidado de la piel neonatal.

Aceite de coco

El aceite de coco es otro remedio eficaz para el eccema, ya sea para un niño o un adulto. Tiene propiedades antifúngicas, antibacterianas, antimicrobianas y antioxidantes. El aceite de coco funciona como un buen humectante para ayudar a evitar que la piel de su hijo se seque.

Un estudio publicado en Evidence-Based Complementary & Alternative Medicine informa que el aceite de coco virgen funciona como un excelente agente antibacteriano emoliente y natural, además de demostrar actividad antiinflamatoria.

Para uso tópico: aplique aceite de coco directamente sobre la piel afectada varias veces al día para aliviar la picazón. Continúe tantos días como sea necesario hasta que los síntomas hayan desaparecido por completo.

Para el consumo: incluya de 1 a 2 cucharadas de aceite de coco virgen extra en la dieta de su hijo para ayudar a aliviar los síntomas del eccema y mejorar la inmunidad general. Puede agregarlo a la comida o bebidas de su hijo.

Envolturas húmedas a secas

Este método consiste en aplicar medicamentos o humectantes sobre la piel húmeda, luego aplicar capas de gasa húmeda y gasa seca. Las envolturas se dejan durante varias horas o durante la noche y pueden ayudar a hidratar agresivamente la piel y mejorar la picazón.

  1. Avena coloidal

La avena coloidal (avena molida en un polvo extremadamente fino) es un buen remedio para los niños que sufren de eccema.

Ayuda a calmar y consolar la piel con picazón, ya que contiene propiedades anti-irritantes, antiinflamatorias y calmantes que proporcionan un alivio instantáneo.

Un estudio de 2012 publicado en Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology encontró que la avena coloidal es un ingrediente seguro y efectivo en productos para el cuidado personal. Tiene bajo potencial de irritación y alergia.

Comentarios de Facebook

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies